Top 10 Eventos Más Importantes de la Segunda Guerra Púnica

La antigua Roma y Cartago tuvieron una larga historia de conflictos que duraron más de un siglo. Toda esta tensión culminó en una serie de tres guerras peleadas entre los dos estados desde el 264 aC hasta 146 aC. Estas guerras fueron llamadas las guerras púnicas. La segunda guerra púnica se libró del 218 aC al 201 aC y es más recordada por las enormes batallas entre los cartagineses bajo Aníbal y los romanos bajo el mando de diferentes generales. A pesar de que el ejército de Aníbal invadió Italia desde el norte y derrotó rotundamente al ejército romano en varias batallas, nunca pudo alcanzar el objetivo final de causar una ruptura política entre Roma y sus aliados. Hubo tres frentes principales en esta guerra:

  • Italia, donde Aníbal derrotó en batallas repetidas a los romanos
  • Hispania, donde el hermano menor de Aníbal defendió con entusiasmo las ciudades coloniales cartaginesas; y
  • Sicilia, donde los romanos nunca perdieron su supremacía.

Esos 17 años de guerra fueron más que favorables. A continuación encontrarás una lista de los 10 eventos más importantes de la Segunda Guerra Púnica.

1. Levantamientos galos

En un momento en que Aníbal marchaba a una distancia insondable junto con su infantería, caballería y elefantes de guerra, los romanos también enfrentaron una dura subida entre las tribus galicas, lo que empeoró aún más la situación para ellos. La población galo estaba constituida principalmente por los boyos e insubres. Estos dos habían establecido previamente contactos diplomáticos con los cartagineses. A pesar de que estas tribus despreciaban a los romanos, nunca pudieron hacer mucho al respecto debido a su poder limitado.

Pero cuando los cartagineses iniciaron su campaña contra la antigua Roma, las tribus galicas rápidamente establecieron una alianza con ellos para luchar contra los romanos en el frente. Comenzaron por ocupar las colonias romanas de Plasencia y Cremona. Y pronto, todo el norte de Italia fue declarado insurgente, con tropas galos y de Liguria reafirmando al ejército de Aníbal con 40,000 hombres adicionales.

2. El cruce de Aníbal en los Alpes

Sin lugar a dudas, uno de los eventos más importantes durante la segunda guerra púnica, es el evento en el que Aníbal cruzó los Alpes para capturar a los romanos con la guardia baja. De hecho, la ruta de Aníbal al cruzar los Alpes ha sido un tema de debate entre los historiadores, y muchos de ellos han dado sus propias conclusiones al respecto. En cualquier caso, la marcha de Aníbal y su ejército es una leyenda hasta hoy en día.

Aníbal siempre había estado bien informado de la situación en Roma, alimentado con información secreta por sus espías galos en toda Roma. Pronto decidió el momento más oportuno para iniciar un ataque sorpresa y comenzar la marcha de su ejército a través de los Alpes, que solían estar débilmente habituados en ese momento. Desde el asedio de Sagunto hasta la marcha a través de los Pirineos y el Ródano y el desafiar a la muerte, Aníbal y su ejercito ascendieron y descendieron en los Alpes: El cruce de Aníbal de los Alpes, es uno de sus principales logros en la segunda guerra púnica, y uno de los logros más célebres que mostraron la fuerza de todos los militares en la guerra antigua.

3. Uso extensivo de la inteligencia

A lo largo del conflicto, la inteligencia desempeñó un papel fundamental en la estructura de la dirección que tomó la guerra. Aníbal de vez en cuando con el apoyo sin precedentes que recibió de sus aliados galos, siempre fue alimentado con información importante sobre lo que pasaba en Roma. De hecho, tenía sus espías en toda Roma; Incluso infiltrados en el senado romano. Aníbal había dominado un servicio de inteligencia excepcional que llevó a algunas de sus victorias destacadas.

El famoso general romano Escipión el Africano sacó una hoja del libro de Aníbal para fortalecer la inteligencia romana. Sus mayores victorias que llegaron más tarde en la guerra dependían completamente de la información de inteligencia. Cuando los espías fueran capturados, serían castigados con dureza. Lo mismo le sucedió a un espía cartaginés en Roma, que bien podría haber sido un ciudadano romano. Lo atraparon y le cortaron las manos como castigo.

4. Batalla de Trebia (218 aC)

 

la batalla de trebia

Desarrollada en Italia en el 218 aC, la batalla de Trebia fue una gran batalla entre los cartagineses liderados por Aníbal y el ejército romano liderado bajo el mando de Tiberio Sempronio Longo. Anteriormente, los cartagineses habían capturado de manera inteligente un depósito de suministros que servía como un desvío que atraía a los romanos a la batalla de trebia. Los cuales fueron arrastrados a luchar después de un viaje agotador y sin comida, teniendo como resultado que la mayoría de ellos no pudieran enfrentar una buena pelea.

La infantería 40,000 de Sempronio Longo se posicionó en una línea triple, con 4000 de caballería en el costado. Aníbal, por otro lado, tenía una mezcla de infantería africana, celta y española, 10,000 en caballería y sus notables elefantes de guerra en el frente. La caballería de Aníbal atravesó un número menor de enemigos para luego atacar al grueso de los romanos desde el frente y los lados. Para hacer cumplir aún más el ataque cartaginés, los romanos también fueron atacados en la retaguardia por un destacamento oculto dirigido por el hermano menor de Aníbal. En total, los romanos sufrieron grandes pérdidas con solo 20,000 hombres de los 40,000 que pudieron retirarse a un lugar seguro.

5. Batalla del lago Trasimeno (217 aC)

batalla Lago Trasimeno-217BC

Después de repetidos intentos fallidos de atraer al ejército romano al mando de Cayo Flaminio al campo de batalla, Aníbal llegó con una nueva estrategia e hizo marchar a los hombres alrededor del flanco del enemigo para separarlos de Roma. Luego, a la orilla del lago Trasimeno, todo estaba preparado para el enemigo con su emboscada. Fue un completo éxito: la batalla que se conoció como la batalla del lago Trasimeno vio un eficaz ataque cartaginés contra el cónsul romano Flaminio y su ejército de unos 25.000 hombres entre las colinas de Cortona y el lago Trasimeno.

Aníbal asestó un gran golpe al diezmar a la mayor parte del ejército romano a costa de una pérdida mínima a su lado. El general romano Flaminio también fue asesinado en acción. Unos 6.000 de infantería, que pudieron escapar del campo de batalla, fueron capturados por los numidianos y luego se vieron obligados a depositar sus armas y rendirse. Esta derrota tuvo un enorme efecto psicológico en los romanos, ya que provocó una oleada de pánico en Roma que comenzaron a tener dudas sobre el futuro de su ciudad.

También te puede interesar:

6. Batalla de Cannas (216 aC)

batalla de cannas-216BC

La Batalla de Cannas en el 216 aC vio una de las mayores victorias para Aníbal y sus aliados en la guerra púnica en Cannas a orillas del río Ofanto. Las fuerzas romanas fueron dirigidas por el cónsul Lucio Emilio Paco. La caballería aliada púnica atacó a los romanos del ala derecha mucho más débiles en la batalla, y luego corrió a la línea trasera para atacar a los aliados latinos de Roma desde atrás, que ya estaban comprometidos con la caballería de caballos Numidia de Aníbal. Los historiadores dicen que al final de la batalla, 45.500 de infantería romana junto con 2700 caballería habían muerto, con números adicionales tomados como prisioneros.

Este resultado envió escalofríos de dudas a Roma y sus aliados, y aumentó la confianza de los cartagineses y otras tribus rivales. Polibio incluso señalaba que “Cuánto más grave fuera la derrota de Cannas, el comportamiento de los aliados de Roma podría verse afectado ya que antes de ese fatídico día, la lealtad permanecía inquebrantable, y ahora podrían vacilar por la sencilla razón de que el poder romano tambaleaba”.

7. Estrategia de Fabián

Dos enormes derrotas a manos de los cartagineses enviaron una gran alarma entre los romanos, por lo que decidieron que era hora de que tomar acciones de emergencia inmediatas que evitaran cualquier otra pérdida al estado. Así que Quinto Fabio Máximo fue nombrado como el dictador temporal y comandante en jefe. Para combatir las exitosas habilidades de Aníbal en el campo de batalla, los romanos desplegaron la Estrategia de Fabián: no se enfrentaron en una batalla abierta contra el oponente, sino que se enfrentaron en duelos con pequeños destacamentos de enemigos en repetidas ocasiones.

Por supuesto, este acto bastante cobarde no fue tan popular entre los soldados romanos que le dieron a Fabio el apodo de Cunctator, que significaba “demorador”, ya que parecía evitar la batalla en un momento en que los enemigos golpeaban a Italia. Pero esto resultó ser un golpe maestro. El persistente golpe de Fabián en la fuerza de Aníbal empañó las habilidades de mando de este último y ganó muchos prisioneros para los romanos. Pero pronto, Fabio Máximo se volvió impopular en Roma, ya que sus tácticas no llevaron a un rápido final de la guerra y fue destituido de su cargo en la elección del 216 aC en Roma.

8. Batalla de Zama (202 aC)

la batalla de Zama-202-BC

Para el año 206 aC, la guerra había alcanzado un punto decisivo. Los militares romanos bajo Escipión habían tomado muchas lecciones de las tácticas de Aníbal y estaban listos para la batalla, para burlar y vencer a los cartagineses en el enfrentamiento final. El mayor impulso para los romanos fue el apoyo de la tribu Massyli (o tribu de los masilios), que originalmente había luchado junto con los cartagineses que se alió con los romanos después de la batalla de Ilipa. Su apoyo en la batalla de Zama resultó fundamental para el éxito romano.

A diferencia de la mayoría de las batallas de la Segunda Guerra Púnica, a los romanos les fue mejor en la caballería y los cartagineses tenían un mayor número de infantería. El ejército romano constituía una fuerza superior en términos de armas y habilidades, en comparación con los cartagineses. Aníbal probablemente previó esto, y también estaba convencido de que sus hombres no podrán perforar la defensa romana. Así que se negó a llevar a su ejército a la batalla.

La batalla de Zama se convirtió en la oportunidad de la caída de Aníbal y asestó un golpe decisivo a las fuerzas cartaginesas.

9. Ascenso y caída de Aníbal

Hannibal-Barca

Para aquellos que cubrieron todos los eventos de la segunda guerra púnica, el espectáculo más grande fue el ascenso de Aníbal como líder competente y astuto táctico, así como su eventual caída, que se hizo cada vez más inevitable a medida que la guerra se acercaba a su período decisivo. Aníbal era poco conocido entre los romanos al comienzo de la guerra, y si no hubiera marchado a través de los Alpes, uno de los actos más valientes y astutos de esa guerra, tal vez no hubiera dado golpe tras golpe a la defensa romana, especialmente hacia el comienzo de la guerra. Sus estrategias lo vieron atraer a los romanos a las trampas y vencerlos en su propio juego.

Pero a pesar de toda esta ventaja, los cartagineses no pudieron evitar la derrota definitiva en los frentes decisivos. La pregunta que se sigue haciendo hasta el día de hoy es: ¿Aníbal despilfarró descuidadamente el poder de Cartago? ¿Fueron las victorias legendarias del ingenioso estratega también el motivo de la caída de este imperio que una vez fue increíble? Aún así que se abstuviera de atacar la ciudad de Roma en el apogeo de su exitosa campaña aún sorprende a los historiadores. A pesar de que el genio militar Aníbal era muy astuto, tuvo que enfrentar la eventual caída que llevó a una pérdida masiva para los cartagineses en la segunda guerra púnica.

10. Las consecuencias

mapa Hispania

Al final de la guerra, Hispania ya no estaba bajo Cartago, y Roma había tomado el control de una gran área que anteriormente estaba dentro de Cartago. Además, Roma impuso una serie de sanciones a los cartagineses para impedir que causarán nuevos levantamientos. Les impusieron una indemnización de guerra, limitaron su armada a 10 barcos (esos 10 barcos se salvaron para que los cartagineses pudieran protegerse de posibles ataques piratas) y prohibieron a Cartago reunir cualquier tipo de ejército sin el permiso de Roma.

Pero eventualmente, Cartago ignoró estas sanciones y levantó un ejército aproximadamente medio siglo después, lo que llevó a la tercera guerra púnica. Pero sin un liderazgo fuerte y la gran escala de recursos que tenían en la guerra anterior, Cartago solo pudo luchar por tres años. Los romanos los destruyeron completamente en el año 146 a.C., dando así un paso adelante hacia la dominación final del antiguo mundo mediterráneo.

Conclusión final:

La segunda guerra púnica fue una de las guerras más sangrientas peleadas en el mundo antiguo. Hasta que llegó el momento decisivo, el destino de la guerra se mantuvo en equilibrio a lo largo de varias batallas. De hecho, no sería exagerado decir que los cartagineses fueron los favoritos para ganar esta guerra desde el principio, solo para fallar en la etapa posterior y más decisiva de ella. La segunda guerra púnica fue el tema de leyenda entre los historiadores de aquel entonces. Tanto que, según Tito Livio, fue “la más memorable de todas las guerras que se libraron, la guerra que los cartagineses, bajo la conducta de Aníbal, mantuvieron con el pueblo romano. Porque nunca los estados y naciones más eficientes en sus recursos hubieran podido enfrentar; ni ellos mismos en ningún otro período tenían un grado tan alto de poder y energía. No pusieron en acción tampoco artes de guerra desconocidas entre sí, sino las que se habían ensayado en la primera guerra púnica; y tan variada fue la fortuna del conflicto, y tan dudosa la victoria, que los que conquistaron estaban más expuestos al peligro “.

Artículos relacionados:
Roma ha sido un tema de historias místicas relacionadas con su origen y dioses legendarios.
No solo la historia habla muy bien de los dioses romanos, sino que también presenta
El Panteón romano de los dioses es considerado el más fuerte entre todos. Los romanos
A veces es más difícil hablar de los milagros más notables del mundo, mientras que
Después de sumergir a la República Romana en la guerra civil en enero del 49

Deja un comentario: