Top 10 Contribuciones de Sun Tzu

Cuando la vida te da limones, ¿Debes hacer limonada? Interesante pregunta. A lo largo de la vida, enfrentamos muchas situaciones para las cuales deseamos tener un libro guía. Y ahí es donde Sun Tzu entra en escena. Pero, ¿Quién es él?

Sun Tzu fue un general chino, estratega militar, autor y pensador que vivió durante el período Zhou oriental de la antigua China. Sun Tzu es generalmente reconocido como el autor de El Arte de la Guerra, un tratado militar convincente que ha influido enormemente en la teoría militar de Asia occidental y oriental. Su trabajo abarca temas como tácticas, estrategia, demoras, la utilización de agentes del gobierno, la creación y el mantenimiento de alianzas, el empleo de agentes dobles y cuándo admitir la derrota. En resumen, abarca el mismo arte de la guerra.

El Arte de la Guerra es reconocido como un trabajo perfecto en metodología y ha sido consultado por comandantes y eruditos desde que se publicó y tradujo por primera vez. Aunque el texto se refiere a tácticas de batalla en la antigua China, todavía son relevantes hoy en día.

En este artículo, discutiremos las 10 principales enseñanzas del libro:

1. No apresurarse en la guerra

Las apuestas en la guerra son altas y para que un país las gane debe utilizar todos los aparatos militares disponibles. Sun Tzu habla repetidamente sobre el costo financiero de la guerra y la abrumadora carga de sacar a los hombres de sus roles civiles y usarlos como tropas en el campo. Por lo tanto, la guerra no debe ser el medio principal para que un estado luche por sus ideales, ya que es muy costoso. Después de todo, una victoria en la batalla es inútil si la vida posterior es irreparable.

2. Los costos de la guerra

En el capítulo 13, La utilización de espías, Sun Tzu dice:

“En la actualidad, cuando se levanta una multitud de 100,000 y se envía a una batalla inaccesible, los costos asumidos por la población general junto con el pago de la tesorería se sumarán a mil bits de oro por día. Además, habrá un tumulto constante tanto en el país como en el extranjero, los costos de transporte agotarán a las personas y se interrumpirá el trabajo de 700,000 unidades familiares en el hogar”.

Esto muestra que, si bien la tecnología puede haber mejorado, la guerra no ha cambiado y puede combatirse e interpretarse de la misma manera. La guerra es costosa y su gasto se filtra a través de todos los niveles de la sociedad. Este hecho demuestra la gran astucia de Sun Tzu. En El arte de la guerra, un lector puede detectar su técnica inconfundible para evaluar prácticamente cualquier circunstancia dada y sugerir una solución. En su tratado, Sun Tzu anima a sus lectores a considerar su planificación estratégica, a pensar qué están haciendo, a qué se enfrentan, a quién va a ayudar, y cuál podría ser la estrategia más directa para lograr sus objetivos.

3. Astucia y reconocimiento

Cita de Sun Tzu

La idea de Sun Tzu de afectar las elecciones de su adversario es esencial para su técnica de lucha. “Lo que distingue a Sun Tzu de los periodistas occidentales en la metodología es la acentuación de los componentes mentales sobre los simplemente militares”, dijo Henry Kissinger en On China. Esto se discute en las secciones que detallan estrategias y actividades: la dirección del avance de los militares, la disposición de los arqueros, la acumulación de conocimiento. Cada uno se hace de una manera que engaña al enemigo y establece una superioridad mental sobre él. Esto también se puede aplicar en la vida normal. Las ideas de reconocimiento y engañar al enemigo son comunes en todo el Arte de la Guerra.

4. Inteligencia militar

“Todos los combates dependen de una mala dirección”. – Sun Tzu

Primero, conocer al enemigo y conocer su estrategia. Luego difundir información engañosa para confundirlos. Sun Tzu dedica parte de su libro a la vigilancia y habla sobre cinco tipos de operadores utilizados para engañar al enemigo y recopilar datos precisos para burlarlos. Esto se denomina “previsión” e implica recopilar datos sobre los planes del enemigo con anticipación, y difundir la desinformación detrás de las líneas enemigas, actividades que son básicamente las mismas en la actualidad. Cada operador debe ser utilizado para un tipo diferente de inteligencia y recopilaría datos de una manera diferente.

5. La importancia de Ch’i

Sun Tzu es considerado uno de los primeros defensores de ch’i, una creencia taoísta que ocupa un lugar destacado en la antigua historia china. Básicamente se refiere a tu fuerza vital, y se dice que no debes perder tu tiempo y esfuerzo en tareas inútiles. Debes planear usar ese tiempo sabiamente para que todo se pueda lograr sin problemas. La aplicación de ch’i se puede ver detrás de todas las explicaciones de duplicidad, vigilancia y control del enemigo por parte de Sun Tzu. Sun Tzu explica cómo lograr esto en su sección sobre maniobras: “Camina por un camino de rodeos y ocupa al enemigo tentándolo con un señuelo. De este modo, puedes salir después de que él lo haga y tocar la base ante él”.

6. La profesionalización de los militares

En El Arte de la Guerra, Sun Tzu habla sobre la importancia de la administración exitosa de los militares. Explica que las tropas lucharán con más entusiasmo si tienen buenos arreglos materiales y claridad de dirección: “En el caso de que un general reúna a sus tropas pero no pueda utilizarlas; en la remota posibilidad de que los cuide, pero no puede autorizar sus instrucciones; “Si las tropas están desordenadas y él no puede controlarlas, podrían ser comparadas con niños malcriados y son inútiles”.

Esta observación y la hipótesis de orden de Sun Tzu se pueden ver en una historia del historiador Ssu-ma Ch’ien. Él cuenta cómo Sun Tzu le dijo al rey de Wu que incluso podría preparar a las amantes del señor para la batalla, demostrando que todos son capaces de unirse a su causa siempre y cuando usted los prepare adecuadamente. Esta historia ilustra la creencia de Sun Tzu de que cualquier persona puede convertirse en un buen guerrero siempre que tenga un líder que utilice su mente para aplicar la ciencia de la lucha.

7. Mira a tus fortalezas

La celebrada proclamación de Sun Tzu de que “Cada pelea se gana o se pierde antes de ganarla” apunta al hecho de que la victoria va dirigida a las personas que planean con cuidado. Evita la fortaleza de un enemigo y ataca su punto débil. Si sabes que alguien quiere derrotarte con una ventaja, no te dejes atrapar por el cebo. Enfócate en tus fortalezas y sus debilidades.

Este proceso podría ser comparado con el agua. Así como el agua fluye cuesta abajo, un ejército debe confiar en su fuerza natural y atacar al enemigo cuando no tiene poder. Además, al igual que el camino del agua se adapta al paisaje a través del cual fluye, un ejército debe adaptarse a la naturaleza y las circunstancias del enemigo.

8. Estar dispuesto a adaptarse

“El que logra el triunfo ajustando sus estrategias a las circunstancias del adversario puede ser divino”. – Sun Tzu

La estrategia es lo más importante. Nunca tengas una estrategia rígida cuando se trata de un problema; estar dispuesto a doblarse y ajustarse. Hoy podemos seguir las ideas de Sun Tzu en todos los ámbitos de la vida, ya sea en relación con el gobierno, el liderazgo o el mantenimiento del delicado equilibrio de poder. Las ideas presentadas en El Arte de la Guerra todavía pueden aplicarse en el mundo occidental de hoy.

9. Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo

Uno de los más importantes de la cita de Sun Tzu es:

“Conoce al enemigo y conócete a ti mismo”, de modo que “en un centenar de luchas nunca estarás en peligro”.

Este aforismo es tan verdadero hoy como lo fue entonces. Comprender a tu enemigo, sus tácticas y su cultura es importante si quieres vencerlo. A pesar de nuestros avances tecnológicos en el campo de la guerra, las ideas de Sun Tzu del siglo VI aC son tan válidas ahora como lo fueron en la antigua China.

Si bien sus palabras son simples y se aplican al arte de la guerra, pueden estar abiertas a muchas interpretaciones y son aplicables en todos los ámbitos de la vida. Una vez que conoces tus propias fortalezas y debilidades y las del enemigo, puedes utilizar este conocimiento para obtener una ventaja sin mucho esfuerzo. Podemos ver que las ideas de Sun Tzu tal vez han tenido una mayor influencia en la cultura occidental que incluso la realpolitik (el sistema de política basado en consideraciones prácticas más que ideológicas) o el legado grecorromano.

10. Subterfugio e inteligencia

La formación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) se construyó a partir de ideas presentadas por Sun Tzu en El Arte de la Guerra. Del mismo modo, si eres un jefe que maneja a sus empleados o un maestro de preescolar que no puede hacer frente a una clase ingobernable, Sun Tzu tiene palabras de sabiduría para todos. Saber más sobre las condiciones de sus empleados o hijos lo ayudará a comprenderlos y, en última instancia, a controlarlos. Sun Tzu cubre todos los aspectos de la inteligencia en su libro: Contrainteligencia, lucha mental, subterfugio, seguridad, engaño.

Conclusión

El Arte de la Guerra es un tesoro cuya sabiduría puede aplicarse tanto a la vida militar como a la cotidiana. Cuando decimos que la vida no es nada menos que una batalla, se nos recuerdan extractos del Arte de la Guerra. Desde inspiradoras organizaciones de inteligencia hasta gestión de empresas, todo puede encontrar orientación en este libro antiguo. Su sabiduría básica y sólida lo ha convertido en una guía para los estrategas actuales. El trabajo de Sun Tzu habla del mismo conjunto de problemas que enfrentan los estrategas modernos que la tecnología moderna y los avances en la guerra no han hecho nada para cambiar. Sin embargo, la guía que se presenta en este libro es igualmente aplicable a la vida diaria y muestra que es posible lograr su objetivo sin tener que pagar un precio muy alto.

Artículos relacionados:
Nuestras civilizaciones se han construido sobre el arduo trabajo de nuestros antepasados, y el patrimonio
Además de ser el país más densamente poblado del mundo, China tiene una de las
La ropa china antigua era más que una prenda para cubrir el cuerpo. Era el
Las antiguas artes chinas son posiblemente una de las tradiciones continuas más antiguas del mundo.
La historia de los alimentos chinos se remonta a alrededor del 5,000 AEC. Durante el

Deja un comentario: